Extraña desaparición de una persona en Capitanejo

Extraña desaparición de una persona en Capitanejo

abril 30, 2021 Desactivado Por Málagavive

Tomado de ECOLECUA créditos LORENZO LIZARÁZO

Buscan a un joven venezolano que habría sido lanzado al río Chicamocha, en el municipio de Capitanejo.


Moisés Jesús Ojeda Antequera, de 19 años, desapareció desde la noche del martes último cuando compartía con cuatro personas en el sitio La Palmera.


La mamá del joven, Yelitza Ojeda Antequera, dijo a Ecolecuá que hay versiones contradictorias entre ellos sobre lo que le sucedió a su hijo:
“Moisés estaba conmigo el martes en la noche aquí en mi casa, en el barrio San Antonio. Estaba bueno y sano y como a las 8:00 me dijo que se iba a acostar a Las Tapias, donde trabaja y vive. Como estaba lloviendo, yo le dije que se quedara. Entonces me respondió que iba a guardar la moto y volvía, pero no regresó.


“A las 9:30 de la noche vino MV, el jefe de mi hijo, y me dijo que él se había tirado al río con todo y moto en el puente Las Tapias. Cuando íbamos hacia allá, cambió la versión y dijo que fue en el puente La Palmera.
“Cuando llegamos allá C, otro de los que estaba con mi hijo, me dijo: ‘Perdóneme madrecita, perdóneme madrecita’. L, la esposa, que estaba con él, le dijo: ‘Cálmese’ y le convenció de que se callara”.
En el grupo estaba otro hombre que formaba parte de los cinco que estuvieron tomando cerveza y aguardiente, según versiones conocidas por Ecolecuá. Yelitza continuó así el relato:
“Entre los cuatro empezaron a decir cosas que no concordaban, uno decía que lo golpearon y lo lanzaron, otro que él mismo se lanzó, se contradecían. No fue cierto que se hubiera lanzado de la moto, como había dicho inicialmente MV.
“C, el que me dijo que lo perdonara, me entregó el celular de Moisés.
“Al otro día, cuando fui a la Alcaldía a denunciar la desaparición de mi hijo, D me dijo: ‘voy a decir la verdad’, pero cuando entró MV se quedó callado y no volvió a hablar”.
La mamá contó a este medio que un habitante de Capitanejo había observado, en la noche del martes, un forcejeo entre el joven desaparecido y D en el sitio La Palmera, es decir, el hombre que resultó con el celular del venezolano.
Esta es una zona de restaurantes y bares de Capitanejo que es colindante con Tipacoque. El río Chicamocha marca el límite de los dos municipios y de los departamentos de Santander y Boyacá.

“A mi hijo no le gustaba el río y menos se lanzaría desde esa altura. No tenía ningún problema familiar o personal y ahora los que estuvieron con él nos reprochan que supuestamente tenía conflictos con nosotros en la casa. Resulta que él es mi único hijo varón y lo teníamos mimado. Somos mi esposo, yo y cuatro hijos”.
Alexander Ceballos, padrastro de Moisés, pidió que la Fiscalía, la Policía y la Inspección Municipal de Policía investiguen a fondo este caso e interroguen a los tres hombres y la mujer que estaban con el joven la noche en que desapareció.
Este miércoles y jueves, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Capitanejo continuó la búsqueda de Moisés en el río Chicamocha.


El comandante de la institución, Mesías Pita, indicó que desde el mismo martes a las 10:30 de la noche iniciaron las labores de rescate, hasta la 1:00 de la madrugada, con 9 unidades, 4 de ellos especializados en maniobras acuáticas.
Un vecino de la familia, que pidió a Ecolecuá no ser identificado, solicitó a los organismos de Gestión del Riesgo de Desastres que no cesen en esa tarea y se sume la Defensa Civil.
A la Inspección de Policía y a la Personería Municipal les recomendó más atención al caso.
También hizo un llamado a los habitantes del sector de Pescadero, en el cauce del río Chicamocha, para que colaboren también en este rastreo que él y el padrastro de Moisés continúan hoy en algunos islotes.