Testimonio de una malagueña que vivió terremoto en México

En dialogo con Málagavive y AN Noticias, la malagueña Elieth Meléndez, contó detalles durante y después del fuerte terremoto que sacudió ayer a México.



 

Elieth, quien labora en una Institución de Puebla de Zaragoza, capital del estado de Puebla, indicó que llega a su casa después de la primera jornada de trabajo, sobre la 1: 15 pm, hora del su almuerzo, cuando comienza el movimiento telúrico, que según Elieth, al parecer no sólo se movieron las placas tectónicas de forma horizontal, sino también vertical. “Lo que hice en ese momento fue básicamente salir de mi casa lo más rápido que pude, junto con la mascota, salimos, estuvimos al frente de la casa, esperando a que se detuviera el movimiento”.

 

Nuestra invitada añadió, que después ingresa a la casa y encuentra varias cosas en el suelo, pero no había daños en la infraestructura, tal como sucedió en muchos lugares como por ejemplo en la zona céntrica, en donde las construcciones son coloniales, iglesias perdieron su cúpula y en una de las universidades donde trabaja Elieth, dos jóvenes perdieron la vida.

 

Elieth, siguió su relato y manifestó que la gente sigue atenta a cualquier replica, con sus bolsos de seguridad que contienen agua,  linterna, pero sobre todo, recordando que exactamente hace 32 años, se presentó un terremoto que acabó con gran parte de ciudad de México y a los dos días de ese 1985, se presenta una replica bastante fuerte, antecedente que genera alerta y prevención entre la gente.



 

Se estaría creando centros de acopio

 

Con espíritu de colaboración, la gente se prepara para ayudar a través de centros de acopio, para donación de alimentos, ropa y diferentes elementos que les puedan servir a las personas que lo perdieron todo.

 

Sobre las comunicaciones, Elieth Meléndez, señaló que muchas empresas han tenido dificultad, para prestar su servicio con normalidad, es por ello que la gente, ha habilitado el wifi de sus casas para que los lugareños, tengan acceso gratuito, con el objeto de que se puedan comunicar con sus familiares.

 

Sumado a todo lo ocurrido, la malagueña indicó, que el volcán Popocatépetl, el cual está muy cerca de Puebla, entró en alerta amarilla, hecho que tiene a la gente buscando tapabocas y esperando en sus casas, pues se suspendieron las actividades académicas en la mayoría de universidades.

 

Finalmente, Elieth Meléndez, quien muy amablemente atendió el llamado de estos medios de comunicación, nos contó de otra malagueña, Natalia Gómez, quien lleva pocos días en México, pero que vive en un barrio distante en Puebla. Después del terremoto, decidieron reunirse, pues en el sector donde vive Natalia, se presentaron cortes en la energía eléctrica.

Por ahora, estas dos malagueñas, pese a las consecuencias del terremoto en México que hasta ahora deja cerca de 230 muertos, continúan con sus vidas de manera normal, pues para Elieth, este tipo de fenómenos naturales, que son impredecibles, pueden ocurrir en cualquier lugar del planeta.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *