Mamá, donde están los juguetes? (Columna de opinión)

Escrito por el Abogado: Javier A. Márquez Gárces

Lo expresado en esta columna es  responsabilidad exclusiva de su autor

Frase de una canción que perece ser la que tiene que cantar la provincia de García Rovira y no a sus fundadores, pero si a los que nos gobiernan y a quienes nos quieren gobernar y representar.




García Rovira provincia de Santander se convirtió en la base del discurso de muchos, para canalizar no sólo los votos que allá se dan, también de muchos García rovirenses que por falta de oportunidades, se encuentran en algún lugar de Colombia, muchos de ellos en el área metropolitana de Bucaramanga. El tema de moda, suena en radiola vieja que sólo tiene un LP disco de acetato de antaño y la canción dice para los tenores de la política y en su coro exclaman pavimentaciones de kilómetros en puntos críticos de la vía Málaga – Curos, anunciando grandes puentes; pareciera que no estuvieran hablando de una súper vía en los Estados Unidos o China, más de tres ya anuncian su capacidad de gestión para conseguir que esas mega obras se den, pero con asombro se ve que cuando llegan las festividades de fin de año, en donde nuestra provincia se vuelve atractiva para algunos turistas y también para muchos como yo, que viven en otro lado del país y quieren volver a su pueblo a visitar a su  familia, se vive la realidad de la tan mencionada y trillada vía, pues en redes sociales prometen tanto, que con asombro nos damos cuenta que es una vía llena de baches, sin pavimentar, en donde cada derrumbe nos hace recordar, cómo es de difícil que García Rovira progrese…

En el camino se ve, cual la verdad de nuestra región, nuestros campesinos más pobres que nunca, camioncitos viejos tratado de esquivar piedras para llevar los productos a la gran urbe, allá en donde viven los grandes prometeros de desarrollo de obras que a García Rovira no le tocan. Esta vía para lo que sirven es para dejar muy expertos a los conductores de los buses de Contrans que con gran habilidad sortean las grandes dificultades que la vía da por su angostura y serpenteante ruta llena de piedras y abismos.

Ahora La veeduría de la cámara del comercio, que vigila el desarrollo de las obras que allí se realizan, anuncian como disco rayado, que las obras que se prometieron los números no cuadran, pues de tres puentes, sólo uno va y que su construcción va más atrasada que bus de Cotrans en derrumbe.

Es ahí donde García Rovira exclama, “mamá donde están los juguetes …”

Donde está la vía Curos- Málaga, dónde están los proyectos productivos para el desarrollo de la región, dónde están las mejores condiciones de vida que se merece esta ciudadanía pujante y capaz. Pues donde hay un García Rovirense, hay ingenio hay liderazgo.

Hay que tratar a García Rovira con respeto, no más promesas no más culebreros tratando de vender su imagen y llenos de vanidades personales, que cada vez que pasan los periodos constitucionales para el cual fueron elegidos, sólo se ve que mucho de lo que se dijo, no se cumplió y más bien se evidencia muchos intereses particulares satisfechos.

Una invitación a que los intereses colectivos sean los que muevan las voluntades para el sufragio, pensar en provincia unidos, seremos capaces de tener la provincia que siempre soñamos.

Unas felices pascuas llenas de reflexión e ideas muy bien intencionadas, para que nuestra región tenga por fin, lo que por derecho le corresponde y así llegarán los regalos que la clase dirigente le debe a nuestra región…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *