Licor de contrabando en Bucaramanga

 

El grupo operativo de la Secretaría de Hacienda de Santander, en conjunto con la Policía Fiscal y Aduanera, adelantan operativos nocturnos en establecimientos de la capital de Santander, para avanzar en el control del contrabando de licor y garantizar al consumidor un producto legal y seguro.



Terminando la semana, en solo dos licoreras de la ciudad, se logró la aprehensión de 512 unidades de licor entre aguardiente, ron, whisky entre otros, siendo un resultado positivo en el control de la evasión de impuestos, pero preocupante para el consumidor que frecuenta estos establecimientos.

Según la secretaria de Hacienda, Elsy Caballero Ojeda, estos operativos permiten identificar a los comerciantes evasores e irresponsables al distribuir el licor de manera ilegal, afectando el aporte que le corresponde al sector Salud.

“La ilegalidad afecta el apoyo a la Salud y más en estos momentos de crisis financiera en este sector. Se deben evitar consecuencias como el cierre de establecimientos  e investigaciones”, dijo la funcionaria al resaltar que se iniciará proceso de fraude a las rentas y se compulsará copia a la Fiscalía General de la Nación para el trámite respectivo. La ley de licores unificó las tarifas y por ende el ingreso por el impuesto es considerable, pero “la ilegalidad impide recaudar e impacta en la salud de los santandereanos”.



De igual manera, la funcionaria informó que se viene trabajando en la posibilidad de destruir las botellas que tiene en poder la oficina de rentas para evitar su reutilización y enfrentar la ilegalidad.