/En San Andrés Santander varias familias damnificadas por desbordamiento de quebrada

En San Andrés Santander varias familias damnificadas por desbordamiento de quebrada

Imágenes suministradas por Kendy Jaimes

Así, se vivieron los momentos de tensión por el desbordamiento de la quebrada la Llorona, la comunidad espera solución inmediata, el alcalde hizo un fuerte llamado de atención al departamento.



El desbordamiento de la quebrada La Llorona, en el municipio de San Andrés, deja hasta el momento 5 familias damnificadas. Según, el mandatario de esta localidad, Julián Pedraza, está quebrada atraviesa todo el sector oriental del casco urbano del municipio. Indicó, que esta emergencia se debe a las fuertes lluvias que se presentaron en la noche de este miércoles 2 de mayo.

Los daños materiales tienen que ver con enseres y la infraestructura de varias viviendas, por fortuna no se presentaron víctimas humanas, reportó el alcalde. Julián Pedraza, hizo un fuerte y urgente llamado a las autoridades departamentales, específicamente a la Esant, para que de una manera inmediata se pueda comenzar con el plan maestro de acueducto y alcantarillado para el municipio de San Andrés Santander.

El mandatario añadió, que esta situación se presentó precisamente porque San Andrés, no cuenta con un alcantarillado pluvial para recoger todas las aguas lluvias del municipio, pues está quebrada recoge el 90% de las aguas lluvias de la localidad y esta, es la forma cómo se viene afectando a la comunidad.

“El llamado nuevamente a la gerente de la Esant, la doctora Mónica Monsalve, para que le demos celeridad a la ejecución de estos recursos que fueron asignados gracias a las gestiones hecha por el gobierno departamental y el gobierno municipal, ante el Ministerio de Hacienda, con los recursos de Isagen, que, a hoy, desafortunadamente a cinco meses que se adjudicaron los recursos, no hemos podido ejecutar” puntualizó el burgomaestre.


VEA VÍDEO

¿Qué dicen los afectados?

Johanna Cristina Santos Villamizar, señaló a este medio de comunicación, que la preocupación siempre es latente, pues cada vez que crece la quebrada, está en riesgo su casa. Palos, piedras y el agua en general, afectó enseres como lavadora, camas y demás elementos de su hogar. Indicó, Johana, que desde el 2011, no se había presentado una emergencia, sin embargo siempre han tenido que tener el credo en la boca, rezando para que no ocurra nada, porque siempre se revienta en el mismo lado y es bastante incómodo salir de carrera a medianoche con los niños para la vecindad, puntualizó Cristina Santos, una de las afectadas con este desbordamiento de la quebrada la Llorona.