/(Editorial) Las ferias y fiestas de Málaga una vitrina comercial

(Editorial) Las ferias y fiestas de Málaga una vitrina comercial

Vea la columna de opinión del abogado Javier Márquez candidato a Máster en Ciencias Políticas, sobre el escenario que tenemos con las Ferias y Fiestas de #Málaga #Santander.



Las ferias y fiestas o ferias patronales en Colombia, hacen que se aglutine un grupo de personas o ciudadanos para recordar y festejar diferentes acontecimientos, que quieren propender en un propósito común, que es el de la promoción de la cultura y el esparcimiento, situación que ha sido una conducta generalizada en diferentes ciudades del país, sea el caso de la feria de Cali, el carnaval de Barranquilla, la feria de Manizales y el carnaval de negros y blancos en Pasto.

Para no ir más lejos, en nuestra provincia también contamos con las ferias patronales en todos los municipios de García Rovira, en diferentes épocas del año, se realizan dichas festividades, conllevando a que muchas personas que son de allí, pero que no viven en su municipio de nacimiento, retornen a encontrarse con sus amigos para festejar este agradable acontecimiento.

Las ferias y fiestas de Málaga, junto al carnaval del oriente colombiano, son en García Rovira, un gran aglutinador de personas, teniendo en cuenta que, alrededor de 70.000 personas se movilizan a principios del mes de enero a la ciudad de Málaga, a pesar de las dificultades para llegar, situación ya por todos conocida, esto es el estado de las carreteras de nuestra provincia.

Para algunos, las ferias y fiestas no son más que eventos costosos que distraen la atención de las administraciones locales y se convierten innecesariamente casi en el evento más importante de gestión de un Alcalde, circunstancia que lleva a que unos sectores minoritarios de la sociedad, repudien estos eventos, por otro lado, hay un grueso de la comunidad que lo interpreta como un evento de esparcimiento y de alegría, disfrutando al máximo de estas actividades.

Pero para entender cuál es el fin de las ferias y fiestas, tenemos que hacer una revisión histórica: su origen retorna del viejo continente, la feria nace en Europa en la edad media, debido a una coyuntura que existía en ese momento, y las ciudades estaban buscando hacer crecer sus comercios, producir artesanías y aumentar sus finanzas, entonces los mercaderes de la época, intentaban aglutinar la mayor cantidad de personas que trajeran posibilidades de intercambios comerciales, y, de esta manera, hacer crecer las prácticas comerciales y financieras de la época, circunstancia que llevó a que se convirtiera en un evento anual en diferentes ciudades y poblaciones de Europa, especialmente en España.


Posteriormente, nacieron las ferias y exposiciones taurinas y de ganado, eso más o menos en el año 1.346, donde se popularizan las denominadas ferias. Hay diferentes ferias que se ofrecen en distintos sectores comerciales, como por ejemplo la feria del libro, feria del automóvil, pero todas fluyeron en sus inicios a las ferias patronales.

En Málaga ya se anuncia un nuevo calendario de feria, sería la feria número 87, eso quiere decir que en la década de los 30 se inició en la capital de la Provincia de García Rovira, el ejercicio continuo de las ferias y fiestas de Málaga. Existían antes ferias patronales, como podemos evidenciar en algunas fotografías antiguas de nuestra ciudad, ya existían los inicios del carnaval y algunas comparsas, la plaza institucional era donde se realizaban las corridas de toros y los eventos feriales, pero, a partir de esa fecha, es que se inicia estableciendo un calendario específico para ellas, conllevando a generalizar esta circunstancia en la provincia de García Rovira y Norte y Gutiérrez.

En la década de los 70 y 80, la feria de Málaga se fortaleció, comenzamos a ver las verbenas populares, pues estos eventos se realizaban anteriormente, a puerta cerrada en algunos clubes que en la época existían.

Pero más allá de la contextualización y este pequeño relato de la procedencia de las ferias y fiestas, queremos hacer entender que estas festividades son un gran evento de esparcimiento, de goce, disfrute y de desfogue para muchos, pero debemos deducir, que fue lo que llevó a que surgieran este tipo de acontecimientos, pues es un evento de carácter social, económico y cultural, que se establece de manera temporal y con un periodo anual. Esta feria, tiene diferentes componentes, un componente comercial, un componente cultural y de entretenimiento, siendo García Rovira un potencial en el futuro turístico de Santander, por su riqueza ambiental, las ferias y fiestas también se pueden convertir en un evento de carácter turístico, y a través de ellas impulsar las diferentes actividades de este tipo que allí se podrían realizar.

En García Rovira, se debería pensar en unificar un calendario de ferias, además realizar algunas obras de infraestructura que se hacen necesarias para que se aproveche de la mejor manera este evento ferial, por ejemplo, un centro de convenciones, para integrar de manera responsable las diferentes actividades comerciales que allí se puedan dar.

Lo anterior para ofrecer, en distintos momentos diferentes actividades que nuestra provincia atrae, pues imagínense ustedes, se habla que el carnaval de negros y blancos en Pasto más o menos moviliza cien mil personas a disfrutar este evento, y nuestro carnaval del oriente colombiano según datos que entrega grosso modo la Policía Nacional, está movilizando más o menos setenta mil personas, esto debe ser aprovechado por los emprendedores de la región, para impulsar las diferentes líneas de producción que la economía regional puede generar.

Las ferias y fiestas, son una oportunidad para mostrar nuestras potencialidades, y de esta manera, hacer crecer a nuestra provincia, disfrutemos de la francachela y la comilona, pero que nuestros emprendedores aprovechen los intercambios comerciales que esto pueda dar.