El derecho a ser elegido (Columna de Opinión)

Lo expresado en esta columna es una responsabilidad exclusiva de su autor

Escrito por Javier Marquez Garcés

La democracia para algunos reúne todos los asuntos que tienen que ver con el poder público, pero para llegar al poder hay que atravesar muchos obstáculos. Los políticos compiten por llegar a él, pues el cometido de ellos es obtenerlo, no obstante dependen de la democracia representativa que estableció reglas claras, por cuanto deben someterse al sufragio, para poder obtener la representación que desea.

Hay muchos factores que dan la posibilidad de ser candidato en Colombia uno de ellos es la cultura política que a mediados del siglo anterior se limitaban por la afinidad a los partidos tradicionales liberal y conservador, pero con la transformación electoral que nos dio la constitución del 1991 otros actores nacieron y en nuestra época se afianza cada vez más el marketing electoral que parece ser la nueva cultura política y llegan las estrategias y las opiniones en la competencia para ser elegido.

Santander no es ajeno a esto; hoy con la muy buena imagen que el presidente Uribe tiene, logra posicionar su partido con opciones de tener más espacios de poder en nuestro Departamento, un ejemplo de ello es la existencia de más de 15 candidatos aspirando a los avales que puedan entregar, en este caso no son más de 7. En este ramillete de precandidatos se encuentran los llamados Uribistas, que han seguido es partido desde su fundación, y otros que llegan por qué saben que el partido es muy buena opción para obtener una curul. (Bueno este análisis de hojas de vida dejémoslos al criterio de la dirección departamental del centro democrático).

Pero lo que sí ha se ha convertido en noticia constante, es la mirada que los medios y la de sus compañeros candidatos a la pre candidatura de Almenara Barrera Carreño, pues día a día en los diferentes medios además de las diferentes redes sociales, aparecen comentarios haciéndole señalamientos de toda índole, pareciera como una estrategia de marketing electoral para sacarla de escenario político sin ir a elecciones. Pero lo que genera más extrañeza es que muchas de esos señalamientos están llenos de subjetividad y muchísimo resentimiento, convirtiéndose en una especie de bulling en contra de la persona de Almenara Barrera Carreño. La pregunta es ¿de verdad hay que dañar tanto a una persona para obtener un objetivo? Se denota con este actuar el machismo rampante en cada comentario como si estuviéramos en una corrida de toros donde todos gritan al torero para que cumpla su labor de dar muerte al toro. Se creen todos expertos en oralidad pues pretendemos tener la potestad de saber cómo expresar nuestras contradicciones, uniéndonos únicamente para hacer perder a un candidato que no lleva la ideología que creemos debe tener.

Pero lo que olvidan todos es que estamos en un Estado Social de Derecho, en donde la democracia da derechos, y los más visibles son el de elegir y ser elegido, plasmado en nuestra Constitución Política: ARTÍCULO 40. Todo ciudadano tiene derecho a participar en la conformación, ejercicio y control del poder político. Para hacer efectivo este derecho puede:

  1. Elegir y ser elegido.
  2. Tomar parte en elecciones, plebiscitos, referendos, consultas populares y otras formas de participación democrática.
  3. Constituir partidos, movimientos y agrupaciones políticas sin limitación alguna; formar parte de ellos libremente y difundir sus ideas y programas. (…)”

Almenara es una ciudadana colombiana con una hoja de vida limpia con mucha sencillez y humilde de corazón, que aceptó ser postulada para ser Representante a la Cámara por Santander en el partido que ella escogió junto a su esposo, desde hace unos años donde acompañan al presidente Uribe en diferentes luchas en la candidatura a la presidencia, y promoviendo en nuestro Departamento la campaña del NO al plebiscito, siguiendo como militante en ese mismo partido por qué su corazón se lo dicta.

No entendemos entonces, ¿porque no podría ella tener el derecho a ser elegida? Si los Santandereanos no están de acuerdo con sus convicciones, ahí están las urnas, que por tener ideales diferentes no sea Estrategia del marketing electoral por medio de publicidad negra comentarios dañinos y que hieren y dañan a las personas.

Una invitación al respeto por una Mujer y por otro lado que sean la controversia de ideas la que genere el debate.

No nos abroguemos la potestad de quitarle los derechos a las personas, no le quitemos el derecho Almenara a ser Elegida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *