Capturan agricultor en García Rovira por presunto abuso sexual

La semana anterior, fue capturado por la Policía en García Rovira, un hombre de 43 años.



Al agricultor se le acusa de presunto acto sexual con menor de catorce años. El procedimiento se efectuó por orden emitida por despacho judicial, según lo dio a conocer el Capitán Yesid Alberto Ladino, comandante de Policía en Málaga.

El capitán, frente a estos hechos que se siguen presentando en la provincia, señaló que es necesario que los padres de familia y la comunidad en general, tomemos las debidas precauciones con los menores de edad, para que estos sean víctimas de conductas reprochables, que atentan contra el bien jurídico de la integridad y la formación sexual.

Igualmente, invitó a la comunidad a denunciar cualquier situación, o indicio que pueda estar vulnerando los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Este medio de comunicación se abstiene de publicar la identidad de la víctima y su procedencia, con el objeto de no re victimizar al menor de edad, sin embargo, publicamos esta información, con un fin meramente preventivo.

¿CÓMO SABER SI UN NIÑO O ADOLESCENTE ES VÍCTIMA DE ABUSO SEXUAL?

Según el portal Programa Atención Integral del Adolescente estos son los indicadores

Indicadores Físicos

Pueden existir indicadores físicos que muestran que un niño, niña o un o una adolescente ha sido víctima de abuso sexual:

  1. Infecciones recurrentes en el tracto urinario.
  2. Enfermedades de transmisión sexual.
  3. Ropa interior inexplicablemente manchada o rota.
  4. Sangrados alrededor de la boca, el ano o la vagina (también físuras).
  5. Aumento general de trastornos somáticos tales como: dolores de estómago, cabeza, etc.
  6. Regurgitación o vómito de alimentos (especialmente si el ofensor ha introducido su pene en la boca del niño, niña o del o la adolescente: felattio).
  7. Tono de voz o lenguaje propio de un niño o niña más pequeño.
  8. Dolor en el área de la vagina, el pene o el ano.
  9. Mojarse en la cama (enuresis).
  10. Ensuciarse en la ropa (encopresis).
  11. Brotes o rasguños inexplicables.
  12. Privarse voluntariamente de alimentos.
  13. Comer y luego provocarse el vómito.
  14. Picazón anormal en el pene o la vagina.
  15. Olor extraño en el área genital.
  16. Hallazgo de objetos pequeños en el ano o la vagina del menor.
  17. Embarazo temprano de 9 a 14 años particularmente.
  18. Dificultad para caminar o sentarse.
  19. Vergüenza de su propio cuerpo y resistencia a cambiarse en frente de otros.
  20. Los jóvenes varones pueden sentirse atraídos por el fuego y podrían iniciar incendios.
  21. Comerse las uñas, los dedos, los labios, hasta romperlos, infectarlos o hacerlos sangrar.
  22. Fugarse de los hogares.
  23. Adolescentes mujeres involucradas en pornografía o prostitución.
  24. Promiscuidad.
  25. Adolescentes mujeres que desean casarse jóvenes para salir de sus hogares o situaciones abusivas.
  26. Comportamiento muy seductor u obsesivo en relación al sexo, en conversaciones, dibujos, televisión, bromas, películas.
  27. Masturbación excesiva.
  28. Tendencia a abusar sexualmente de parientes o amigos menores en edad.
  29. Depresión, pensamientos o tentativas de suicidio.
  30. Sentimientos de disociación, es decir, el o la adolescente tiene la sensación de que se está viendo a sí mismo (a) como en un sueño.
  31. Temor a la homofobia en los adolescentes varones (miedo a ser considerados homosexuales, temor y odio hacia los homosexuales)

 

Indicadores de comportamiento.

En niños y niñas

 

  1. Dejar de comer o comer demasiado.
  2. Problemas al dormir
  3. Pesadillas muy frecuentes.
  4. Llanto o lamentos sin razón aparente.
  5. Temor hacia los adultos en general.
  6. Comportamiento mucho más tímido de lo normal.
  7. Comportamiento más dependiente de los padres de lo usual.
  8. Hiperactividad.
  9. Incapacidad de concentrar la atención en algo por mucho tiempo.
  10. Comportamiento regresivo, propio de un niño o niña de menos edad.
  11. Comportamiento sexual inadecuado para la edad, en su relación con otros niños o niñas o en sus juegos.
  12. Conversación sobre temas sexuales en términos poco adecuados para su edad.
  13. Rendimiento académico peor de lo usual.
  14. Incapaz de relacionarse bien con otros niños o niñas y compañeros o compañeras de clase de su edad.
  15. Comportarse en forma muy agresiva generalmente, llega a pelear con otros (as).
  16. Temeroso (a) de alguien en particular, o por el contrario quiere pasar demasiado tiempo con esa persona en especial.
  17. Comportamiento como si nada en el mundo le interesara.
  18. Temor a la oscuridad.
  19. Muy somnoliento (a) en la escuela.
  20. Ticks nerviosos en la cara.

 

En los y las adolescentes:

 

Algunos de los indicadores anteriores para niños (as) se aplican también a los y las adolescentes, además de los siguientes:

 

  1. Mantenerse aislado (a) a los demás.
  2. Evitar llegar a casa.
  3. Evade a una persona en especial o quiere estar a solas con esa persona en particular.
  4. Malas relaciones con compañeros (as) de clase y amigos (as).
  5. Mala auto-imagen, habla de sí mismo (a) en forma despectiva.
  6. Con problemas de higiene o arreglo personal, usa algunas veces doble ropa interior.
  7. Baja autoestima, dificultad para aceptar un cumplido.
  8. Rendimiento acádemico demasiado bajo de lo usual.
  9. Ausentismo en la escuela, vagancia.
  10. Consumo de alcohol o drogas.
  11. Hace todo lo que dicen los demás, falta de acertividad.
  12. Actitud hostil y enojo por encima de lo normal.
  13. Peleas con compañeros (as) de clase, amigos (as) y/o hermanos (as).
  14. Ansiedad, nervios y tensión.
  15. Dificultad para confiar en otros (as).
  16. Aislado (a) de los (as) demás compañeros (as), amigos (as) o hemanos (as).
  17. Sentimiento de suciedad y necesidad de ducharse varias veces al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *