Policía creó grupo de rescate para apoyar ante eventuales desastres y emergencias en Santander

La gestión del gobernador de Santander, Didier Tavera Amado, y el comandante de la Policía Santander, coronel Gustavo Franco Gómez, logró efectos concretos. Un grupo de veinticinco (25) agentes adscritos a la Unidad de Operaciones Especiales de Emergencias y Desastres, Ponalsar, comenzará sus labores de prevención y atención a calamidades que puedan presentarse en el Departamento.

El grupo, liderado por el capitán Jeysson Guzmán, está capacitado en cadenas de vida; reanimación; introducción y manejo de traumas por accidentes; inmovilizaciones y manejo de fracturas; heridas por caídas y heridas perforantes; rescate en alturas; atención pre hospitalaria, y cuenta con un canino especializado en búsqueda de personas vivas, llamado “Johnson”.

El equipo está conformado por  hombres y mujeres que poseen entrenamiento como rescatistas, enfermeros, tecnólogos en salud y guías caninos.

Además disponde de un equipo logístico de tres (3) botes, una camioneta de rescate, una cuatrimoto, una ambulancia, una buseta y un camión, avaluados en $2.500 millones de pesos, para atender las emergencias de los santandereanos.

El gobernador de Santander, Didier Tavera Amado, resaltó la labor de este grupo y manifestó que por medio de la Ponalsar "se quiere llegar a los colegios, universidades, centros comerciales, a capacitar, contrarrestar efectos y atender una catastrofe"

Ponalsar ya logró resultados

La preparación de sus integrantes ha sido tal, que durante las últimas semanas lograron controlar voraces incendios presentados en los municipios de Rionegro, California, Curití, y Sabana de Torres. Además del rescate de los cuerpos de dos personas ahogas en el río Fonce, en San Gil.

Ponalsar es uno de los grupos más jóvenes de la institución policial, ha demostrado una vital aparición, y les apunta indudablemente a los objetivos institucionales de servicio a la comunidad, y brindará capacitación en prevención sobre sismos, inundaciones, deslizamientos, incendios forestales y primeros auxilios.

La Policía Nacional hace un llamado a la ciudadanía, al igual que a las demás autoridades en la materia, para que extremen las medidas de seguridad.

La precaución en estas zonas del departamento debe ser un acto consciente para evitar daños ambientales que destruyen cultivos y ponen en riesgo la vida de la comunidad. Por esa razón, actos imprudentes que conlleven a este tipo de hechos, o que afecten los recursos naturales, deben denunciarse a tiempo ante las autoridades. Línea gratuita Nacional 123.