Cierre de matadero, la preocupación del alcalde de Málaga

Cierre de matadero en Málaga Santander

Con el objetivo de conocer la situación real de cada uno de los municipios que deben cumplir con el plan de racionalización de las plantas de beneficio animal del Departamento, el secretario de Agricultura, Diego Jaimes Ochoa, se reunió con los diputados de la Asamblea de Santander, alcaldes de Málaga, San Gil, Bucaramanga, Vélez, Santa Helena del Opón y un delegado de Barrancabermeja.

Durante el encuentro se acordó, que para agosto del presente año, se evaluarían los avances de cumplimiento de los municipios, de acuerdo con los requisitos establecidos, por El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima).

Además, se estableció hacer un estudio jurídico al Decreto 034, que expidió el Gobierno Departamental en el 2010, en el que limitó las plantas de beneficio animal solo para las capitales de provincia.

“En esta reunión escuchamos a cada uno de los alcaldes, analizamos cada una de las situaciones y las propuestas de empresas privadas para el posible abastecimiento y la posibilidad de hacer un estudio jurídico al plan de racionalización, para tener en cuenta alternativas de otros municipios, o de asociaciones público - privadas, teniendo en cuenta sociedades de economías mixtas, APP”, indicó el secretario de Agricultura, Diego Jaimes Ochoa.

El matadero de Málaga viene cumpliendo requisitos

Por su parte, Fredy Arley Cáceres Ramírez, alcalde de Málaga manifestó que “con preocupación vemos que no vamos a poder dar cumplimiento con los recursos de nuestros municipios, donde necesitamos el apoyo de los gobiernos Departamental y Nacional, para gestionar los recursos necesarios y poder habilitar nuestras plantas de sacrificio en cada uno de los municipios cabecera de provincia, de igual manera buscar la alianza público -  privada”.

Diputado Mario Cárdenas critica posición del estado sobre las plantas de beneficio animal

El Diputado Mario Cardenas, en dialogo con el sistema AN Noticias, señaló que el panorama es desolador, teniendo en cuenta  que el estado abandonó a los municipios, pues estos entes territoriales, no cuentan con los recursos suficientes para cumplir con los requerimientos del Invima. Igualmente, el corporado expresó, que esto puede ser una estrategia del gobierno, para otorgarles concesiones a empresarios y se monopolice la comercialización de la carne, hecho que aumentaría el valor de uno de los principales alimentos de la canasta familiar de los colombianos.

La CAS y la alcaldía lograron establecer un convenio por  376 millones de pesos para la PTAR de la planta de beneficio animal.